Hay algo de especial en diseñar vestidos de novias, y creemos que en L’Avetis somos privilegiados de trabajar en lo que trabajamos… Porque en realidad, con tan solo asistir a la primera cita, nos hacéis partícipes de una nueva historia.

Llegáis medio nerviosas, normalmente acompañadas, con o sin dudas. Sin embargo, todas irradiáis ilusión. Y como si de un patrón se tratara, mediante la confección del vestido va avanzando, el vínculo con vosotras también es mayor. Además, al hilar nuestros tejidos, parece que sellemos, de algún modo, un amor que va a prolongarse en el tiempo.

La parte más bonita de la confección artesanal es que te permite trabajar con meticulosidad cada género y lograr reflejar a cada novia con exactitud. De repente, os vestís de blanco (o no), lo impregnáis de personalidad y se convierte en un vestido único en el mundo. Vuestro vestido.

Así, antes de que acabe el año, queremos agradecer a todas las novias diferentes que nos dieron la oportunidad de formar parte de su historia, que confiaron en nosotros y apostaron por el amor vestidas de ellas mismas, con un diseño de L’Avetis.

¡Muchas gracias de corazón! Seguiremos creyendo y trabajando en lo diferente… ¡Porque es nuestra pasión!

 

Gracias por compartir con nosotros vuestros recuerdos… ¡FELICES FIESTAS! ❤